¿Con todos los barcos que hay en los puertos, porqué hay tan pocos barcos navegando?

Los motivos son muy diversos: excesiva burocracia, gastos de mantenimiento, actividad que depende de la meteorología… vamos a tratar de analizarlos todos e intentar darles solución.

Los días al año en que el propietario de un barco puede utilizarlo son más bien pocos, pues se tienen que cumplir muuuchos requisitos para poder disfrutar de una salida de navegación:

1.Tiempo: entre trabajo y obligaciones personales ya se descartan un montón de los 365 días que tiene un año.

2.El barco tiene que estar a punto: que no coincida con la revisión del motor, varada anual, itb, avería de algún elemento del barco, etc.

3.La meteo tiene que acompañar: que no llueva, que haga algo de viento pero no demasiado…

4.Y ya cuando se tienen los tres puntos anteriores a favor, uno se dispone a ir a navegar… ¡y nadie de su entorno tiene disponibilidad ese día!

Desde www.navegaycomparte.com os invitamos a los patrones a los que os ocurra esto a publicar salidas a coste cero o con gastos compartidos. Cuando los tripulantes hacen las reservas, podéis consultar el perfil de los mismos y aprobar sólo las reservas de los perfiles que más os gusten.

Otro problema es la excesiva burocracia española. En principio sólo se pueden compartir los gastos de travesía, no los de mantenimiento. Esto en la práctica significa que el propietario de un barco, sólo puede pedir aportaciones a los gastos de gasolina, comida, puertos fuera de puerto base y poco mas (en el caso no ser propietario, se puede compartir también el coste de alquiler del barco).

Pero hay otras fórmulas legales para poder compartir gastos de mantenimiento, como contrato de cesión de uso, contrato de comodato, contrato de alquiler, club de navegación…

Hay una leyenda urbana que dice que un mismo barco no se puede alquilar y usar de forma privativa, pero eso no es del todo cierto.

Los barcos de lista 7ª (particulares) se tienen que usar exclusivamente a nivel particular, de forma que si se alquila un sólo día, se deberían pasar a lista 6ª (empresas).

Pero los barcos de lista 6ª (uso lucrativo) se pueden utilizar también a nivel particular, siempre que no se haya gozado de la exención del impuesto matriculación. Explicado de otra forma, si tú quieres alternar uso privado y uso empresarial, simplemente tienes que tener el impuesto de matriculación pagado.

El % de deducción del IVA sí que es un tema más controvertido, pero esto y el detalle de los tipos de contratos anteriormente mencionados lo explicaremos en próximos artículos.

Mientras tanto, si eres uno de eso patrones que le quiere dar más uso a tu barco, puedes enviarnos un mail a administracion@navegaycomparte.com explicando tu situación y te ayudaremos.